Perdón, es mi culpa

Perdón, es mi culpa“Perdón, es mi culpa” son palabras tan profundas y tan difíciles de decir a la vez. Para algunos, esto es difícil de decir porque la culpa, usualmente, no es solo de una de las partes involucradas en el problema. Muchos automáticamente dicen: “No es mi culpa” o “Yo no fui”. Otros piensan que hay pocos casos en los que la otra persona no comparte la culpa y creen que el otro también debería disculparse.

Además, nadie quiere ser menos que el otro, y piensan que al decir “Es mi culpa” están demostrando una señal de inferioridad. Pero, si valoras la relación que tienes con la otra persona y deseas ganarla es mejor pedir disculpas. Por ejemplo, para algunas mujeres, saber que un hombre es capaz de echarse la culpa cuando no fue enteramente suya, lo hace deseable.

Cuando cometiste un error y sientes la necesidad de pedir perdón, decir “Perdón, es mi culpa” es una ayuda inmediata para aliviar el stress causado por el problema. A veces, eso todo lo que una persona precisa para sentirse vindicado.

Lo mismo pasa con personas que siempre quieren tener la razón. A veces, estas personas se enojan cuando piensan que fueron culpadas injustamente por algo que no hicieron. Pero, si uno toma la iniciativa y dice: “Perdón, es mi culpa”, puede que la otra persona no discuta más o incluso piense en arreglar el problema.

Personalmente, en una ocasión juzgué a una compañera y cuando se enteró de lo que había hecho, le pedí disculpas, pero le aclaré que hice ese comentario porque ella había sido demasiado amigable con mi marido. Ella reconoció que había actuado mal, se disculpó y prometió que no volvería a hacerlo.

En cuanto a esto, Harry Truman una vez dijo: “Es increíble todo lo que se logra cuando uno no se preocupa por encontrar culpables”. Aunque, es irritante tanto la persona que siempre se culpa como la que nunca se responsabiliza por sus acciones y palabras.

Así que, aunque no es su culpa y está dispuesto a asumir la culpa, usted bien puede sacar la presión de la situación emocional haciéndolo de tal forma.